jueves, 19 de junio de 2014

Fín de temporada.

La primavera acabó, sin ninguna duda ha sido la peor primavera que he pasado, mucho mas curro que otros años, muchas ganas, mucho esfuerzo, madrugones y días y días en solitario mortales...
Las cosas no han salido y después de tanto esfuerzo no he obtenido la recompensa merecida ni los peces ni jornadas que buscaba.
El tiempo descabaló todos y cada uno de los planes cambiando radicalmente el comportamiento de los peces en estos meses, la lluvia se olvidó de marzo y ahí vino la mayor parte del problema.
Con rabia me toca esperar y confiar que el próximo año las cosas vengan mejor y todo salga como tiene que salir.
 He conseguido varias decenas de peces pero no como otros años ni en cantidad y mucho menos en tamaño.


 Pescando sobre islas, abriendo nuevos huecos en la vegetacion, largos viajes en barca para encontrar sitios así donde años antes había conseguido grandes ejemplares pescando igual que anteriores jornadas e insistiendo mucho mas pero cuando las cosas no salen desde el principio...

Estaba buscando las grandes hembras de uno de los lugares a los que soy asiduo, otros años había conseguido varios peces de buen tamaño (+15kg) en los mismos lugares que estaba pescando pero esta vez la falta de lluvia y el calor de marzo afectó a todas mis jornadas varios viajes en busca de estos peces en mi barca, varias baterías descargadas, conseguía ver peces pero no lo que buscaba. Pasando una jornada de dos noches un atardecer desde mi barca pude escuchar tres grandes saltos, me dejó impresionado ya que parecían peces de gran tamaño, ahí estaba lo que buscaba. Ya era la ultima noche que pasaría, estaba consiguiendo varios peces alguno de buen tamaño pero no a la altura de estas. Al volver a casa me pasé por dicha zona y dos grandes comunes me pasaron debajo de la barca. Estaba claro, debía volver en el menor tiempo posible.
No tenía mucho cebo encima pero decidí cebar algo mas de medio kilo de boilies de zoobest muy cerca de la orilla donde salieron los dos peces y el día anterior escuché los saltos. Quería estos peces por lo cual no decidí cebar mas alejado para atraer hembras mas pequeñas o algunos machos, solo quería mantener a estas en el lugar.
Dos días después allí me encontraba en un hueco tan reducido que mis cañas se encontraban dentro del agua mientras yo rodeado de vegetacion esperaba a estos peces en mi bedchair.
Solo pescaría una noche y esta pasó sin picada ni signos de peces en la zona que pescaba.
Estaba pescando muy cerca pero estando solo, sin ruido ni nada por el estilo mis posibilidades aumentaban. 
Al amanecer uno de mis carretes empezó a bufar y ahí estaba yo peleando una buena común desde el agua, el pez consiguió meterse en unas densas algas pero la zona cubría poco y me pude hacer con ella.
Un pez algo raro para el lugar, alto, lomo muy ancho y muy gorda..., era una captura muy especial.
Os dejo este pequeño vídeo en el que la podréis apreciar.
video
Toca pensar en el verano, los bichos, quemaduras, cangrejos, tortugas, minitalla..., la pesadilla de cualquier carpista.

1 comentario:

  1. La falta de lluvia y los grandes cambios de clima, mortal para los peces y pescadores. Paciencia!

    ResponderEliminar